Masa de pizza

Como hacer masa de pizza casera

Ingredientes y recetas de pizzas caseras

Ingredientes y recetas de pizzas caseras

¿Estas decidido a desterrar las pizzas congeladas de tu vida, y empezar a elaborar tus propias pizzas? Tranquilo, no estás solo. Cada vez somos más los que preferimos una deliciosa pizza casera, a una comprada.

Y te voy a ayudar a poder lograrlo. Te voy a decir exactamente qué herramientas y productos tener a mano para hacer tu pizza casera. Empezamos.

  • Harina para todo uso de calidad: Si lo más importante de la pizza es una buena base, entonces lo más importante para una buena base es la harina. Utiliza una harina sin blanquear, y con un alto contenido en gluten, lo que le dará a la masa una buena textura.
  • Levadura seca activa: Para hacer subir la masa, se necesita levadura. La levadura puede ser fresca o seca. Yo prefiero la seca, ya que se conserva durante más tiempo que la fresca, y siempre la tienes a mano cuando la necesitas.
  • Agua tibia: La temperatura del agua es importante, si está muy caliente, puede llegar a matar la levadura, y el proceso de fermentación no se realizaría. Si está muy fría, no se creará la temperatura adecuada para que la levadura haga su efecto.
  • Amasadora: No necesitas una amasadora para amasar la masa de pizza. Amasar la masa sobre una superficie de trabajo enharinada está muy bien. Sin embargo, el uso de una amasadora con gancho amasador facilita la preparación de una masa bien amasada y mezclada uniformemente.
  • Piedra o bandeja para : Si quieres una masa con una corteza crujiente y burbujeante al estilo de una pizzería, con bordes dorados, necesitarás una buena piedra para pizza. Y no sólo lo usarás para hornear pizzas, también sirve para hornear galletas, asar verduras, etc.
  • Salsa: La salsa de tomate es la salsa de las pizzas por excelencia. Puedes utilizar una salsa comprada que te guste, o hacer la tuya casera. Pero también puedes optar por otro tipos de salsa, como pesto o una bechamel.
  • La temperatura del horno: No tengas miedo a utilizar el nivel máximo. El calor ayudará a producir una corteza más crujiente y sabrosa. Precalienta el horno por lo menos media hora antes de introducir las pizzas. Y si tienes una bandeja o piedra de hornear, colócala en la parte inferior del horno para que se caliente.

Y ahora que ya lo tienes todo, aquí tienes varias opciones que puedes probar:

Recetas para hacer pizza casera

Pepperoni

A la clásica americana no puede faltarle el pepperoni, un embutido fuerte y picante que, combinado con un buen queso, hace las delicias de americanos, italianos y gente de todo el mundo.

El secreto de esta pizza es elaborar una masa americana gruesa, y añadir orégano fresco.

Pizza Margarita

La autentica pizza italiana, la denominadaMargarita o Margherita, con una base fina y crujiente, que solo necesita una salsa de tomate casera aderezada con hierbas aromáticas, y un poco de queso mozzarella fresco para ser la favorita de muchos comensales.

Acompáñala de hierbas aromáticas frescas, y utiliza mozzarella de búfala para darle todavía más sabor.

Pizza Dukan

La dieta Dukan es una de las dietas hiperproteícas más famosas, que cuenta con miles de seguidores por todo el mundo. Para restringir al máximo los hidratos de carbono y las grasas, se vale de sustituciones por otros ingredientes con más proteínas y más saludables.

Este también es el caso de la pizza. Utilizando salvado de avena, huevo y levadura, se puede hacer una masa hipocalórica que, junto con varios ingredientes de relleno, conforman una de las recetas menos calóricas que hay.

Pizza vegetal

Ideal para los amantes de los vegetales. Si quieres una porción diferente, sin carne ni grasas, esta opción te encantará. Solo tiene un montón de vegetales deliciosos, asados al horno, salteados y frescos, para que disfrutes de las diferentes texturas que ofrecen.

Berenjena, calabacín, calabaza, cebolla, pimiento rojo, espinacas, salsa de tomate casera y queso mozzarella para rematar la faena.

Pizza romana

Si hay una ciudad que sabe preparar una receta casera, esa es Roma. En la cuna de la pizza se crea una base con una corteza crujiente, y de grosor fino. Por su tratamiento, es una masa aireada, con miles de burbujas que crean una base ligera.

¿El relleno? Muy básico, para disfrutar al máximo de la masa. Unos tomates cherry, una mezcla de quesos y, por supuesto, albahaca fresca picada.

Pizza en sartén

¿No te apetece encender el horno o no puedes utilizarlo? No te preocupes, igualmente puedes hacer tu pizza, pero en vez de hornearla, se asa en la sartén.

El truco para hacerla de esta forma es vigilar la temperatura para que no se queme por la base, y se quede cruda por la superficie. Tienes todas las indicaciones en el artículo.

Pizza 4 quesos

La de los más queseros, que combina 4 variedades diferentes de quesos (a elección del cocinero), y un toque de pimienta negra para darle sabor.
No necesita nada más, ni salsa de tomate, ni otro acompañamiento.

Prueba con diferentes variedades de quesos hasta encontrar la que más te gusta, eligiendo siempre por lo menos un queso suave para no matar los sabores.

Pizza de pollo

Si quieres una receta suave y cremosa, nada como añadir pollo a una base de carbonara. El pollo combina a la perfección con cualquier sabor, pero con una mezcla de cebolla, bacon y queso rallado, es lo máximo.

No olvides de la salsa, una bechamel ligera con un toque de ajo y parmesano.

Receta argentina

La argentina está entre las 10 mejores del mundo en el 27° Campeonato Mundial de la Pizza en la ciudad italiana de Parma, así que no puedes perdértela.

La clásica pizza argentina es la fugazza, con una cobertura de cebolla, muy similar a la focaccia italiana. Y una versión de este clásico es la fugazzeta, con doble masa rellena de queso, y cubierta con las mismas cebollas dulces.

Pizza de chocolate

La versión dulce es la de chocolate, un postre tan delicioso como la pizza tradicional. Con una base esponjosa, y un relleno compuesto de crema de chocolate con avellanas, chips de 3 chocolates, avellanas tostadas y mini nubes tostadas, el resultado no puede ser mejor.

Los amantes del chocolate y de la pizza estarán encantados con este invento.

La vegetariana

Sin carne y sin ingredientes de origen animal, solo con un montón de vegetales frescos, esta pizza hará las delicias de los vegetarianos y veganos.

Lo mejor de todo, es que puedes cambiar tu pizza vegetariana por los ingredientes vegetales que más te gusten.

Receta Marinera

Con productos sacados del mar, así es la pizza marinera. Puedes utilizar cualquier pescado o marisco que quieras, aunque lo más habitual es usar gambas, langostinos, mejillones y rape o merluza.

Lo mejor es optar por productos frescos, ya que le darán mucho más sabor a la pizza.

De salmón

Salmón ahumado, salmón cocido o asado, cualquier variedad de salmón es apropiada para poner en tu horno. ¿Los ingredientes que mejor combinan con el salmón? Alcaparras, cebolla y rúcula, junto con un aderezo de limón de lo más refrescante.

La nuestra: Mediterránea

Compuesta de ingredientes frescos básicos en la dieta mediterránea, una de las dietas más saludables y sabrosas del mundo.

Crea tu pizza más saludable con pechuga de pollo, cebolla, salsa de tomate casera, espinacas, alcachofas, champiñones, tomates y queso feta.