Masa de pizza

Como hacer masa de pizza casera

Pizza Mediterránea

Pizza Mediterránea

Esta receta de pizza mediterránea recuerda a un verano en la costa mediterránea, porque está compuesta de ingredientes frescos presentes en la dieta mediterránea, una de las dietas más saludables y sabrosas.

Pollo, cebolla, tomate, espinacas, champiñones, alcachofas y queso feta, la combinación perfecta para una pizza deliciosa y saludable al mismo tiempo.

No hay nada mejor que una masa de pizza casera fina y crujiente, cubierta de verduras frescas, y espolvoreada de queso feta. Una fiesta de sabor para tus sentidos.

Ingredientes

Para la masa:

  • 375 gr de harina para todo uso
  • 2 y 1/4 cucharaditas de levadura seca
  • 2 cdas. de aceite de oliva (y más para engrasar)
  • 1 cdta. de sal
  • 1 cda. de azúcar
  • 240 ml de agua tibia

Para la cobertura:

  • 500 gramos de pechuga de pollo troceada
  • 1 cebolla mediana (picada)
  • 1 cda. de comino molido
  • 4 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • 1 taza de espinacas (picadas)
  • 225 gramos de corazones de alcachofa (en cuartos)
  • 100 gramos de champiñones (laminados)
  • 2 tomates (cortados en cubos)
  • 100 gramos de queso feta (desmenuzado)

Así se hace

Hacemos la masa:

En un recipiente grande o en el bol de una amasadora equipada con el gancho de amasar, añadimos la harina, la sal, el azúcar y la levadura. Vertemos el aceite y el agua tibia y mezclamos bien.

Si lo amasamos a mano, colocamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amasamos durante unos 10 minutos. En la amasadora con 5 minutos bastan para obtener una masa suave y elástica.

Formamos una bola con la masa y dejamos que repose durante 15 minutos antes de extenderla.

Precalentamos el horno a 200 grados y engrasamos con aceite de oliva una bandeja o piedra para pizza. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo y la dejamos reposar de 10 a 15 minutos.

Con un pincel, untamos un poco de aceite sobre la superficie de la pizza antes de añadir los ingredientes.

Preparamos la cobertura:

En una sartén grande a fuego medio-alto, añadimos la pechuga de pollo troceada con unas gotas de aceite, y lo cocinamos hasta que la superficie esté cocinada.

Incorporamos la cebolla y lo salteamos hasta que esté translúcida, aproximadamente 5 minutos. Agregamos el comino, la salsa de tomate, el agua, sal y pimienta negra. Continuamos la cocción a fuego lento 5-10 minutos, sin tapar.

Horneamos la pizza:

Ponemos la salsa con el pollo sobre la masa de la pizza, lo cubrimos con las espinacas, las alcachofas, los champiñones, los tomates y el queso feta.

Introducimos la pizza en el horno caliente durante 25-30 minutos o hasta que los bordes de la masa estén bien dorados y el queso se haya derretido.

NOTAS

Si no tienes tiempo para hacer tu propia masa de pizza, puedes sustituirla por una masa ya preparada, fresca o congelada, e incluso por pan de pita.

Y si quieres hacer tu pizza todavía más sana y saludable, haz tu masa integral.