Masa de pizza

Como hacer masa de pizza casera

Pizza pepperoni

Pizza pepperoni

No siempre me ha entusiasmado la pizza de pepperoni. Sé que es un clásico en la historia de la pizza, pero no era lo mío. Entonces una vez probé una pizza de pepperoni que estaba cubierta con orégano fresco. Desde entonces cambió mi punto de vista sobre la pizza de pepperoni.

La forma en que se combina el orégano fresco y el pepperoni es perfecta. Este es un buen ejemplo de que introducir un pequeño cambio en una receta, puede transformarla radicalmente.

Tengo otra cosa que confesar. No utilizo pepperoni tradicional, sino de pavo. Tiene los mismos sabores que el normal, pero menos grasa, así que no terminas con una pizza nadando en una capa de grasa, algo que es de agradecer.

Peor no te equivoques, no es una pizza baja en calorías, solo he hecho este pequeño ajuste para satisfacer mise gustos personales.

Si prefieres utilizar pepperoni tradicional, adelante. Y si quieres cambiar algún ingrediente y sustituirlo por otro, no lo dudes. No quiero cambiar tu gusto en la comida o decirte que sólo mi manera es la correcta, sólo comparto mi opinión, y esta receta, que te va a encantar.

Ingredientes

Para la masa de pizza (para 2 pizzas de 33 cm)

  • 2 y 1/4 cucharaditas de levadura seca
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 375 ml de agua caliente (sin quemar)
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 1,5 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vinagre de vino
  • 500 gr de harina

Para la salsa (suficiente para 2 pizzas grandes)

  • 175 gr de salsa de tomate
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharadita de miel
  • 1,5 cucharaditas de orégano fresco picado
  • 1,5 cucharaditas de albahaca fresca picada
  • 1/4 cucharadita de tomillo seco
  • 1 diente de ajo, finamente picado
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto

Para el topping (suficiente para 2 pizzas)

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 500 gramos de queso mozzarella rallado
  • 60 gramos de queso parmesano finamente rallado
  • 40 rodajas de pepperoni
  • 4 cucharadas de orégano fresco

Instrucciones

Para hacer la masa de pizza:

En un recipiente, calentamos el agua y disolvemos la levadura y el azúcar. Lo removemos bien para ayudar a disolverlo y dejamos que repose 5 minutos. Incorporamos el aceite de oliva, la sal y el vinagre.

Añadimos la harina lentamente a la mezcla. Lo ideal es hacerlo en una amasadora, para ir añadiendo la harina mientras se mezcla, pero si no tienes, puedes hacerlo con las manos.

Lo amasamos a velocidad media-baja de 5 a 7 minutos, añadiendo harina según sea necesario, hasta que la masa esté suave y elástica (la masa debe estar ligeramente pegajosa pero no debe pegarse a la punta de un dedo limpio).

Retiramos el gancho amasador y cubrimos el bol con un film o paño húmedo, dejándolo reposar en un lugar cálido hasta que se la masa se duplique, aproximadamente 1,5-2 horas.

Para hacer la salsa de pizza:

Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente y lo dejamos reposar 30 minutos (mientras la masa sube) para permitir que los sabores se mezclen.

Para montar la pizza:

Precalentamos el horno a 225ºC con calor por arriba y por abajo.

Dividimos la masa de la pizza en dos porciones iguales (puedes congelar una mitad para usarla otro día, o hacer 2 pizzas).

Estiramos la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada. La masa tiene que quedar redonda y con el borde más gordito.

Utilizamos un tenedor para perforar la masa (sin llegar a atravesarla por completo) en varios puntos de la superficie, para que no se formen abultamientos al calentarla.

En un recipiente pequeño, mezclamos 1 cucharada de aceite de oliva con 1 diente de ajo, y untamos esta mezcla uniformemente sobre la parte superior y los bordes de la pizza.

Vertemos la mitad de la salsa y la esparcimos con una cuchara por toda la base (dejando el borde sin cubrir). Espolvoreamos la mitad del queso (de nuevo dejando el borde sin cubrir) y colocamos la mitad de las rodajas de pepperoni repartidas por encima.

Ponemos la pizza en una bandeja especial para pizza, y la introducimos en la parte de abajo del horno precalentado de 12 a 15 minutos, hasta que la masa esté dorada y crujiente. La sacamos del horno y espolvoreamos orégano por encima.