Masa de pizza

Como hacer masa de pizza casera

Pizza de chocolate

Pizza de chocolate

Una suave y esponjosa masa de pizza, cubierta con Nutella, 3 tipos de chocolate y nubes tostadas. Esta pizza de chocolate es el sueño de cualquier amante del chocolate.

Lo mejor de todo es que puedes jugar con los ingredientes. Los amantes de la mantequilla de cacahuete pueden sustituir la crema de chocolate por su mantequilla, o añadir caramelo, nueces, frutas frescas o cualquier dulce de tu elección. Cualquier ingrediente dulce funcionará.

Probé cinco masas de pizza diferentes antes de llegar a esta de la receta. Para ser justos, todas eran buenas, pero no iban bien con los toppings de chocolate. Eran demasiado crujientes, demasiado masticables, demasiado aireadas o demasiado pesadas, pero esta de aquí tiene la textura adecuada que complementa a la perfección los excesos de chocolate.

Es suave, pero lo suficientemente resistente como para soportar la cobertura, bastante esponjosa y con bordes crujientes. La masa es muy fácil de hacer y sólo necesita un leudado.

Después de eso, simplemente lo vuelcas en la bandeja, y lo extiendes en un círculo de aproximadamente 23 cm. Con la palma de las manos, empuja la masa un poco hacia los lados para formar un borde más grueso. Luego, con los dedos, haz hendiduras por todas partes, excepto en los bordes; y hornéala unos minutos.

Luego de rellenarla, vuelve a ponerla en el horno un par de minutos para que el chocolate se derrita y las nubes se tuesten. Y llega mi parte favorita del proceso: comerla.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de mantequilla derretida
  • 1/4 taza de crema de chocolate con avellanas (tipo Nutella o Nocilla)
  • 2 cucharadas de chispas de chocolate negro
  • 2 cucharadas de chispas de chocolate con leche
  • 2 cucharadas de chispas de chocolate blanco
  • 2 cucharadas de avellanas picadas, tostadas
  • 1 taza de mini nubes de azúcar
  • 500 gramos de masa de pizza casera, receta a continuación, o masa de pizza comprada

Masa de Pizza:

  • 120 ml de agua tibia
  • 2 cucharaditas de levadura seca
  • 2 tazas de harina para todo uso, y más para amasar
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Mezcla el agua tibia y la levadura en un recipiente pequeño. Déjalo reposar hasta que la levadura se disuelva, aproximadamente 5 minutos.

Mezcla la harina y la sal en una amasadora con gancho para amasar. Vierte el aceite y, con la máquina en marcha, añade la levadura y amásalo hasta que se forme la masa.

Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada y amásala hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Pon la masa en un recipiente grande, engrasado previamente, y dale la vuelta para cubrirlo con aceite.

Tapa el bol con un paño o film, y resérvalo en un lugar cálido y sin corrientes de aire hasta que la masa duplique su volumen, aproximadamente 1 hora.

Golpea la masa hacia abajo y forma una bola. La masa la puedes usar inmediatamente, o guardarla almacenada herméticamente en el frigorífico durante 1 día.

Coloca la rejilla del horno en la parte inferior y precaliéntalo a 225 grados. Extiende la masa con las manos o con la ayuda de un rodillo hasta que alcance los 23 cm.

Transfiere la masa a una bandeja o una piedra para pizzas. Usando los dedos, haz hendiduras por toda la masa. Unta la masa con mantequilla, y luego hornéala hasta que la corteza esté crujiente y de color dorado pálido, aproximadamente 20 minutos.

Inmediatamente extiende la crema de chocolate con avellanas sobre la pizza y luego espolvorea todas las chispas de chocolate y las mini nubes.

Vuelve a introducirlo en el horno hasta que el chocolate comience a derretirse, aproximadamente 1 minuto. Espolvorea las avellanas sobre la pizza y ya estaría lista para servir.