Masa de pizza

Como hacer masa de pizza casera

Pizza argentina

Pizza argentina

Fugazzeta es una variación de la popular pizza argentina llamada fugazza, que es una pizza con una cobertura de cebolla, muy similar a la focaccia al estilo italiano.

Fugazzeta es una versión con doble masa de fugazza, rellena de queso y cubierta con las mismas cebollas dulces; y siempre será especial para mí, porque fue la primera comida que comí al mudarme a Argentina.

Mi marido y yo acabábamos de llegar a nuestro pequeño apartamento alquilado en Mar del Plata, hambrientos y exhaustos. Menos mal que su encantadora tía ya había abastecido nuestra cocina con comestibles, incluyendo una pizza fugazzeta de La Nieve, una pizzería local.

Después de casi 24 horas de viaje, fue agradable tener una comida tan deliciosa. ¡Qué delicia!

La pizza Fugazzeta es la favorita de mi marido, y se esta convirtiendo en la mía también. Me encanta la combinación de las cebollas dulces y crujientes, el queso derretido y el toque de orégano. No hace falta decir que hemos comido muchas más pizzas fugazzeta desde esa primera noche.

He descubierto que también me encanta hacer esta pizza; es simple y deliciosa.

Esta receta hace dos pizzas medianas, suficientes para unas 4 personas hambrientas. Asegúrate de que preparas la masa temprano para que tenga tiempo de leudarse.

Ingredientes para 2 pizzas

Para la masa:

  • 360 ml de agua tibia
  • 1 y 1/2 cucharadas (20 g) de levadura fresca
  • 500 gramos de harina + extra para enharinar
  • 1/2 cucharada de sal
  • 2,5 cucharadas de aceite de oliva

Relleno:

  • 1 cebolla, cortada en rodajas verticales
  • Aceite de oliva, según sea necesario
  • 600 gramos de mozzarella
  • Orégano, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto

Pasos a seguir

  1. Masa: Mezclamos el agua y la levadura, removiéndolo bien para disolver la levadura. Dejamos 5 minutos hasta que la levadura empiece a burbujear.
  2. En un recipiente grande mezclamos la harina y la sal. Formamos un volcán y vertemos la mezcla de agua y levadura en el centro. Mezclamos todo con una cuchara, y luego lo amasamos con las manos o con una amasadora, agregando más harina según sea necesario.
  3. Cubrimos la masa y dejamos que repose durante 2 horas. Esta receta da para 2 pizzas, así que dividimos la masa en dos bolas iguales. Extendemos las bolas de masa sobre dos bandejas o piedras para pizza untadas con un poco de aceite de oliva. Presionamos la masa hasta que tenga menos de 1 cm de grosor.
  4. Colocamos la cebolla cortada en un recipiente grande y lo rociamos con aceite de oliva, mezclándolo bien. Espolvoreamos el queso mozzarella, luego añadimos orégano y pimienta negra sobre el queso. Por último, agregamos la cebolla.
  5. Introducimos la pizza en el horno unos 25 minutos, o hasta que los bordes empiecen a dorarse y el queso se derrita.